Cooperativa Rio Grande.

Cooperativa Rio Grande.

jueves, 8 de noviembre de 2012

MANUAL DE BUENAS PRACTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN


MANUAL DE BUENAS
PRACTICAS EN LA
ESCENA DEL CRIMEN
GRUPO IBEROAMERICANO DE TRABAJO EN LA
ESCENA DEL CRIMEN (GITEC)
2010
ACADEMIA IBEROAMERICANA DE CRIMINALISTICA Y
ESTUDIOS FORENSES
AICEF
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
2
DIRECTORIO 2010
Junta Directiva de AICEF
Ing. Miguel Oscar Aguilar Ruiz, México
Presidente.
Comisario Principal José Miguel Otero Soriano, España
Vicepresidente
Master Marvin Salas Zúñiga, Costa Rica
Vocal.
Teniente Coronel Gustavo Adolfo Harcha Andrade, Chile
Vocal
Lic. Paulo Roberto Fagundes, Brasil
Vocal
Dr. José Antonio Lorente Acosta, España
Delegado de Relaciones Internacionales
Junta Directiva del G.I.T.E.C.
Subcomisario José Azambuya, Uruguay.
Presidente.
Comisario Antonio del Amo Rodriguez, España.
Vicepresidente.
Alférez Juan Miguel Poveda Martínez, España
Vocal
Capital Carlos Alberto Rodríguez Lagos, Chile
Vocal
Criminalista Esteban Enrique Peña Vélez, México
Vocal
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
3
ÍNDICE
Difusión y Voluntad de Compromiso
Prologo
Introducción
Fases del Manual de Buenas Prácticas en la Escena Del Crimen
1ª. Protección y preservación del lugar de los hechos
1. Objetivos que persigue esta fase
2. Conceptos Generales
2.1. Lugar de los hechos
2.2. Protección del lugar
2.3. Recepción de la “Notitia Criminis”
2.3.1. Comunicación de un particular
3. Actuación de las primeras Unidades Policiales intervinientes
3.1 Medidas previas de actuación
3.2. El responsable del dispositivo de protección deberá
3.3. Medidas generales de protección
3.4. Medidas de protección según el lugar
3.4.1. Lugares/Espacios abiertos
3.4.1.1. Vía pública
3.4.1.2. Descampados, parques o espacios abiertos
3.4.2. Lugares cerrados (viviendas, establecimientos, entre otros)
3.4.3. Vehículos y similares
3.5. Actuaciones complementarias
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
4
2ª. Recopilación de la información preliminar
1. Objetivo que persigue esta fase
2. Origen de la información
3ª. Observación, valoración y planificación
1. Objetivos que persigue esta fase
2. Medidas generales de la actuación
4ª. Fijación del lugar de los hechos
1. Objetivos que persigue esta fase
2. Métodos de fijación
2.1. Descripción escrita
2.2. Fijación fotográfica
2.3. Fijación video gráfica
2.4. Fijación mediante planimetría
2.5. Fijación en tres dimensiones
5ª. Búsqueda y tratamiento de las evidencias
1. Objetivos que persigue esta fase:
2. Métodos o técnicas de búsqueda:
3. Conceptos generales:
4. Características de las evidencias
5. Manejo de las evidencias
6. Evidencias más frecuentes que pueden ser halladas en la escena
7. Cadena de custodia.
6ª. Liberación del lugar de los hechos.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
5
7ª. Documental y remisión evidencia.
Glosario
Laboratorios integrantes del GITEC.
DIFUSIÓN Y VOLUNTAD DE COMPROMISO
1. Difusión:
Dado el contenido y la naturaleza de este Manual, el mismo se erige en un
documento que debe ser difundido de forma amplia a todos los miembros de la
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses (AICEF), encaminado a
dar los siguientes aportes:
- Tener una función informativa y docente, dentro de las áreas de
formación de las diferentes instituciones policiales, forenses o periciales
de cada país.
- Representar, por su contenido específico, una base metodológica y
procedimental eficaz que sirva para al desarrollo de los procedimientos
de actuación específicos que aseguren y garanticen, dentro de unos
estándares de calidad, el desarrollo eficiente del trabajo de campo que
se realiza en la escena del crimen.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
6
2. Voluntad de compromiso:
Las Instituciones participantes, miembros de la Academia Iberoamericana de
Criminalística y Estudios Forenses (AICEF), tienen la voluntad de utilizarlo como
documento de referencia en la realización de los trabajos técnicos propios de una
Criminalística de Campo adaptada a nuestros tiempos. Con una voluntad de
implantación dentro de sus respectivas normas y procedimientos de actuación y de
difusión entre las diferentes instituciones que en cada país, actúan de una manera u
otra, en la escena del crimen.
Igualmente, este manual nace con la voluntad de actualización y revisión,
voluntad que permitirá adecuarlo a los cambios que puedan derivarse de una
estandarización internacional de los procedimientos aplicables en la inspección ocular
en la escena del crimen y el sometimiento de los mismos a los sistemas de
acreditación y calidad al que, en un futuro no muy lejano, estarán vigentes para estos
procedimientos de actuación.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
7
PRESENTACIÓN
El Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen (GITEC), integrado por
catorce Laboratorios miembros de AICEF, se reunió en el mes de Julio de 2010, en la
Ciudad de México, D. F., a efecto de tener una reunión anual y como punto
fundamental de la agenda fue el analizar el Manual de las Buenas Prácticas en la
Escena del Crimen, mismo que después de un exhaustivo debate fue aprobado y hoy
después de una revisión final, se presenta a la consideración de toda la comunidad
Iberoamericana estudiosa de la Criminalística, a efecto de que pueda ser utilizado en
todas las investigaciones criminalísticas que a diario se realizan en los diferentes
laboratorios pertenecientes a AICEF.
Esperamos que esta sea una herramienta de trabajo que pueda homologar la
actuación de los Peritos en la Escena del Crimen y que a su vez les auxilie en el
procedimiento de su actuar en el sitio donde se ha cometido un delito.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
8
Introducción
El Grupo Iberoamericano de Trabajo de la Escena del Crimen (GITEC), bajo la
dependencia directa de la Junta Directiva de AICEF, fue creado en mayo del año 2006
en Madrid (España) y como primer objetivo de trabajo estableció la creación de un
“Manual de Buenas Prácticas en la Escena del Crimen”, tras diferentes reuniones de
trabajo en Madrid, Toledo, Montevideo y México, sus miembros han definido y
desarrollado las fases del Manual, culminando su redacción en México en el año 2010.
Con el objetivo de que este Manual se pueda adecuar a cada una de las
instituciones integrantes de GITEC, no se ha descendido en su redacción a cuestiones
que tienen que ver con principios procesales propios de la legislación de cada uno de
los países que integran AICEF, la diferencia en la nomenclatura de algunos términos
queda reservada al apartado “Glosario de Términos”, en la que se establecen las
equivalencias entre determinadas definiciones propias de cada estado participante.
Este manual aborda importantes temas para la criminalística como los
procedimientos, actitudes y comportamientos que los peritos deben asumir en un
sitio de suceso y son perfectamente aplicables en los diversos países que forman la
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses (AICEF).
Se busca con este trabajo alcanzar un nivel de actuación pericial en el lugar de
los hechos que permita asegurar que los elementos materiales probatorios o
evidencias físicas sean correctamente tratados y, así, asegurar un correcto inicio de las
investigaciones policiales. Todo ello siguiendo unos estándares de armonización y
calidad de la inspección ocular en el proceso forense.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
9
Por ello este documento abarca todo el proceso, desde que se tiene
conocimiento del hecho objeto de investigación, hasta la confección del Informe o
Acta de Inspección Ocular, documento éste que se erige en el pilar de la cadena de
custodia y que condicionará los resultados y el valor probatorio que alcancen los
indicios y evidencias recogidas. De nada sirve tener los mejores métodos de análisis,
los mejores medios y equipos de análisis, si el proceso donde arranca el origen de
todos los indicios y vestigios a analizar no se realiza correctamente. Aquí es donde
radica verdaderamente el valor de este Manual de Buenas Prácticas, al establecer
pautas de actuación y de metodología que aseguren y garanticen una buena
Inspección Ocular.
En las varias unidades de este manual se encuentra un rico contenido
informacional que podrá guiar de manera eficaz a los peritos o funcionarios técnicocientíficos
en el sitio de suceso, como por ejemplo la protección y preservación del
lugar de los hechos, la recopilación preliminar de informaciones, el establecimiento de
pasillos por medio de una observación y valoración del lugar de los hechos, la
búsqueda y tratamiento de indicios, entre otros asuntos de relevancia.
Con este trabajo se están implementando metodologías de actuaciones
periciales, comunes para los diversos miembros de AICEF, aplicables a los diferentes
tipos de inspecciones oculares a los que se pueden enfrentar los mismos y que
aseguren una actuación eficiente y eficaz del lugar de los hechos, optimizando los
recursos humanos y materiales, posibilitando el éxito en el cumplimiento de la misión
pericial.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
10
Esperamos que con la aplicación cotidiana de los diferentes especialistas que
trabajan la escena del crimen suponga un incremento en los niveles de calidad y
eficacia y ello tengo una repercusión positiva en el esclarecimiento de hechos
delictivos que, en muchos casos, cuentan con los indicios y evidencias recogidas como
la única vía de investigación.
Quede constancia del reconocimiento que merecen los diferentes expertos, de
los distintos países, que durante todos estos años de trabajado en la definición y
desarrollo de este “Manual de Buenas Prácticas en la Escena del Crimen”, sin cuya
puesta en común de su experiencia y buen quehacer no habría sido posible culminar
el desarrollo del mismo.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
11
MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN
Con independencia del tipo de cuerpo policial o institución judicial o fiscal que
en cada país lleve a cabo los trabajos de policía técnico-científica en la escena del
crimen, la investigación de la escena del crimen, comprende básicamente las
siguientes fases:
1ª. Protección y preservación del lugar de los hechos.
2ª. Recopilación de Información preliminar.
3ª. Observación, valoración y planificación.
4ª. Fijación del lugar de los hechos.
5ª. Búsqueda y tratamiento de las evidencias.
6ª. Liberación del lugar de los hechos.
7ª. Fase documental y remisión de evidencias.
1ª. Protección y preservación del lugar de los hechos:
1. Objetivos que persigue esta fase:
 Conseguir una actuación coordinada y estructurada entre los funcionarios de las
distintas Unidades que concurren a la escena del crimen, evitando la ingerencia
de terceras personas o de otros funcionarios que no estén autorizados para
intervenir o permanecer en dicha escena.
 Asegurar, preservar y proteger el lugar de los hechos, hasta la llegada al lugar
de las Unidades especializadas de policía técnico científica.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
12
 Asegurar la identificación de testigos, personas implicadas y personal actuante
(policial, médicos, bomberos, etc.).
 Garantizar y canalizar la información que sobre el hecho se va obteniendo y
generando, para su oportuna transmisión a las Unidades correspondientes.
2. Conceptos Generales
Antes de desarrollar las actividades que involucra esta primera fase, es
conveniente tener presente los siguientes preceptos:
2.1. Lugar de los hechos:
Se entiende por “Lugar de los Hechos” o “Escena del Crimen”, un espacio físico
que, debe ser entendido en un concepto amplio, ya que la extensión del mismo
depende de la naturaleza y las circunstancias del hecho que se investiga, variando su
extensión de acuerdo a si se trata de un robo o hurto, un homicidio con arma blanca o
arma de fuego, un incendio, una explosión o un accidente de tránsito, etc.
Pero básicamente, se entiende como tal, a toda aquella área, espacio físico o
lugar donde se ha producido un hecho presuntamente delictivo que va a requerir la
intervención policial y la realización de labores técnico-científicas para su
investigación.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
13
También incluiría otras áreas o espacios adyacentes tales como:
 vías de acceso y salida,
 zonas adyacentes,
 vehículos
 medios de transporte utilizados para la llegada o la huída por el o los autores,
entre otros.
2.2. Protección del lugar:
Son todas aquellas actuaciones y medidas adoptadas, tendentes a asegurar1,
proteger2 y preservar3 el lugar de los hechos, desde el momento en que se tiene
conocimiento de la comisión de un hecho presuntamente delictivo que requiera la
intervención de personal técnico científico.
El personal técnico científico al momento de asumir el control del lugar de los
hechos tendrá jerarquía técnica extraordinaria sobre las demás unidades
intervinientes.
2.3. Recepción de la “Notitia Criminis”:
Es la verificación de la existencia de un presunto hecho punible, a través de
una comunicación ciudadana particular o por la propia intervención de oficio de las
primeras unidades policiales (medidas generales de actuación desarrolladas en el
punto 3.4), donde se aplicarán unos mecanismos, que se detallan a continuación:
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
14
2.3.1. COMUNICACIÓN DE UN PARTICULAR: (normalmente por vía telefónica)
 Obtener datos concretos del lugar (dirección exacta), que permita una localización
rápida del mismo por las unidades policiales que se desplacen para comprobar los
hechos.
 Datos de hora y circunstancias generales del hecho que permita establecer el
delito que se investiga, la magnitud o complejidad del hecho que oriente las
primeras actuaciones de las unidades de seguridad ciudadana para comprobar la
realidad de los hechos, alertar y orientar a las unidades técnico-científicas.
 Teniendo en cuenta que la premisa fundamental es la preservación de la vida y
atención a las victimas, se deberá prever el envío de unidades asistenciales,
sanitarias y de emergencia.
 Dar las primeras instrucciones de protección a la persona que reporta el hecho por
el medio de comunicación empleado, hasta la llegada de las primeras unidades
policiales:
 No tocar nada de la víctima, del lugar ni dejar ningún efecto personal en la
escena.
 Abandonar el lugar de los hechos por el mismo lugar de acceso y permanecer
en una zona externa hasta que lleguen las Unidades Policiales.
 Advertir a otras personas que no toquen nada y no entren al lugar de los
hechos.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
15
3. Actuación de las primeras Unidades Policiales intervinientes:
Una vez se tenga conocimiento del hecho acudirán al lugar las Unidades
Policiales, para comprobar la existencia del mismo.
La labor de estas Unidades es fundamental para un posterior examen y
recolección de los diferentes elementos materiales probatorios o evidencia física, por
ello es imprescindible que los funcionarios actuantes sean conscientes de la
importancia de mantener intacto el lugar de los hechos.
3.1 Medidas previas de actuación:
 Acudir al lugar con la mayor rapidez posible.
 Comprobar la existencia del delito.
 Adoptar y solicitar, cuando sea necesario, los medios asistenciales oportunos a
pera las víctimas del hecho delictivo.
 Evitar posibles fuentes de riesgo o peligro inminente, que puedan destruir,
contaminar o deteriorar la evidencia física ó indicios y vestigios existentes en el
lugar de los hechos. (ejemplo: incendio, inundación, transito de vehículos o
personas, etc.).
 Despejar el lugar del hecho, restringiendo el acceso y desalojando a los
curiosos.
 Informar en forma detallada el alcance y envergadura del suceso, solicitar los
medios humanos y materiales necesarios para acometer de forma optima el
aseguramiento, protección y preservación del lugar de los hechos.
 Adoptar las medidas de protección que se describen en los apartados 3.3 y 3.4.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
16
 Localizar e identificar a posibles testigos, víctimas, personas y otros
intervinientes que puedan aportar datos sobre cómo sucedieron los hechos o
de los posibles autores, anotando las primeras manifestaciones que realicen.
Asegurando la presencia de éstos hasta la llegada de las unidades de Policía
Técnico Científico, aislados entre si y fuera del lugar de los hechos.
 Informar a los miembros de los servicios de emergencia que se limiten a dar
atención a los heridos y su evacuación a centros asistenciales; identificar la
posición de las victimas y tomar nota del lugar de traslado y filiación de las
mismas. En el caso de cadáveres, no serán tocados ni movidos. Se velará que
por parte de estos servicios se manipule al mínimo la escena o lugar de los
hechos.
3.2. El responsable del dispositivo de protección deberá:
 Ser el de mayor jerarquía profesional, perteneciente a las primeras Unidades
Policiales.
 Dirigir y coordinar “in situ”4 las actuaciones y adoptar las medidas necesarias de
protección.
 Informar a los especialistas de Policía Técnico Científica de todo lo actuado
(medidas adoptadas, información recopilada y personas presentes e
identificadas como testigos, víctimas, u otros). Hará entrega de la escena o lugar
de los hechos a los responsables de Policía Técnico Científica. (Se recomienda
adoptar un modelo de Acta de Traspaso de la Escena).
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
17
3.3. Medidas generales de protección:
 Desde el principio de la actuación las Primeras Unidades Policiales que
intervengan para asegurar, proteger y preservar el lugar de los hechos utilizaran
medidas de protección para evitar la alteración de las evidencias (guantes,
cubre pies, mascarillas, entre otros).
 No se manipulará nada. Solo en casos excepcionales en los que se deba
asegurar o recoger alguna evidencia por un inminente riesgo de pérdida o
deterioro, se procederá a su recogida, debiendo siempre realizarse una
descripción de su estado, ubicación exacta, hora de recogida, identidad del
Policía y motivo del riesgo entre otros, hasta su entrega a los especialistas de
Policía Técnico Científica.
 El dispositivo de seguridad establecido se mantendrá durante el tiempo que
dure la actuación de las Unidades de Policía Técnico Científica. Permaneciendo
activo hasta la liberación de la escena por parte de esta Unidad.
 Igualmente se impedirá el paso al lugar de los hechos de cualquier Autoridad
que acuda al lugar.
 Las Unidades de Policía Técnico Científica evaluarán las medidas iniciales de
protección de lugar de los hechos adoptadas, pudiendo modificar éstas,
ampliándolas o reduciéndolas en función de dicha evaluación.
3.4. Medidas de protección según el lugar:
El responsable del dispositivo de protección comprobará que desde el
principio se realizan las medidas previas antes vistas, así como las que a continuación
se detallan, en función de la naturaleza y circunstancia de cada lugar.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
18
3.4.1. Lugares/Espacios abiertos
3.4.1.1. Vía pública:
 Se establecerá un círculo de protección mínimo de unos 25 metros de lo que
constituya el epicentro de la escena del crimen.
 Se establecerá un único pasillo de entrada y salida desde el exterior del anterior
cinturón, hasta el lugar del epicentro de la escena, que será el utilizado
inicialmente por la primera Unidad Policial que realiza la comprobación del
delito (primer Policía actuante).
 Los vehículos actuantes permanecerán fuera de este cinturón de protección.
 Los servicios asistenciales que acudan al lugar, accederán a pie por el pasillo
establecido.
 Únicamente accederán al interior del perímetro las unidades de Policía Técnico
Científica.
 Si por las circunstancias del delito, por la presencia de diferentes evidencias5
(sangre, elementos balísticos, entre otros), o por las manifestaciones recibidas,
etc., se observa que es recomendable la ampliación de esta distancia mínima y
su extensión a otras áreas, se establecerán los perímetros oportunos o se
aumentaría el existente con la distancia que se estime conveniente.
3.4.1.2. Descampados, parques o espacios abiertos:
 Se establecerá un cinturón de protección con un radio mínimo de unos 50
metros de lo que constituya el epicentro de la escena del crimen, en el caso de
víctimas mortales, desde el lugar donde se encuentre ésta.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
19
 Se establecerá un pasillo único de entrada y salida.
 Los vehículos permanecerán fuera del cinturón establecido.
 Los servicios asistenciales que acudan al lugar, accederán a pie por el pasillo
establecido.
 Únicamente accederán al interior del perímetro las unidades de Policía Técnico
Científica.
 Si por las circunstancias del delito, por la presencia de evidencias (sangre,
elementos balísticos, entre otros), o por las manifestaciones recibidas, etc., se
observa que es recomendable la ampliación de esta distancia mínima y su
ampliación a otras áreas, se establecerán los cinturones oportunos o se
ampliaría éste único círculo con la distancia que se estime conveniente.
3.4.2. LUGARES CERRADOS (viviendas, establecimientos, entre otros)
 La protección se realizará desde la puerta o puertas de acceso al piso,
establecimiento o local, constituyendo el primer círculo, al que solo accederá el
personal de Policía Técnico Científica.
 Se apartará del lugar a personas presentes, familiares y víctimas.
 Cuando por las circunstancias del delito (presencia de elementos balísticos,
manchas de sangre y otras evidencias), o por las informaciones recopiladas
indiquen que otros lugares deben ser protegidos, al haber sido paso o utilizados
por el autor/res de los hechos (pasillos, escaleras, ascensores, zonas de
aparcamientos, entre otros.), se procederá a acordonar y proteger todas estas
zonas, que también se considerarán como lugar de los hechos, estableciéndose
los cinturones de seguridad y de protección precisos, e impidiendo el acceso de
personas a dichas áreas.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
20
3.4.3. Vehículos y similares:
Como primera medida de actuación, ante la posibilidad de la existencia de
artefactos explosivos (trampas con bombas o coches bomba), se recomienda la
adopción de medidas iniciales de seguridad y de inspección específica, para
determinar la presencia de artefactos explosivos, tales como la utilización de perros
adiestrados para detección de explosivos, aperturas controladas por personal
especializado, entre otras. Si se considera tal actuación, se debe tener en cuenta que
la misma perjudique lo mínimo posible a la recolección de evidencias.
 Cuando aparezcan de forma aislada, es decir, no formen parte del lugar del
hecho, por ejemplo: en el caso de abandono del vehículo después de la huída
tras cometer un hecho delictivo, se consideraran de forma individual,
estableciéndose un círculo entorno al mismo de unos 25 metros de radio.
 Al interior de este círculo solo podrá acceder el personal especializado de
Policía Técnico Científica.
 En el casos de que hubiese duda sobre la implicación de un vehículo
abandonado en un hecho delictivo grave, todas las verificaciones relativas que
se tuvieran que realizar sobre el mismo, tales como comprobar documentación
o examen superficial del interior, se realizarán utilizando guantes de protección,
manipulando lo mínimo imprescindible y por aquellas partes no habituales de
manipulación (esquinas, bordes, entre otros).
* NOTA: esta actuación debería realizarse como norma general para las
comprobaciones rutinarias de cualquier vehículo, con independencia de que
estén presuntamente implicados en delitos graves.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
21
3.5. Actuaciones complementarias:
 Sería interesante realizar campañas ciudadanas para informar a la población de
cómo actuar en casos de este tipo y de la importancia que supone su
colaboración con las fuerzas de seguridad.
 Establecer cursos de formación, circulares y protocolos de actuación a nivel
interno, para la capacitación y preparación de las Unidades Policiales en las
labores de asegurar, proteger y preservar el lugar de los hechos.
 Establecer unas normas básicas de bioseguridad para la actuación general de
todas las unidades intervinientes en casos especiales: cadáveres en
descomposición, zonas de riesgo químico/biológico, incendios y explosiones,
entre otros.
2ª. Recopilación de la información preliminar
1. Objetivo que persigue esta fase:
 Recopilar toda la información relativa al suceso por parte del personal Técnico
Científico, antes de iniciar la Inspección Técnico Ocular propiamente dicha,
desde el momento en que se tenga conocimiento del mismo (llamada o aviso), y
en el lugar del hecho todo lo que aporten los testigos, víctimas e incluso autores
detenidos, así como por las propias Unidades Policiales y otros cuerpos
asistenciales concurrentes. Con ello se pretende saber cómo han podido
suceder y desarrollarse los hechos y de esta forma orientar la inspección
Técnico Científico y los medios humanos y técnicos a emplear.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
22
2. Origen de la información:
Contar con información oportuna, será muy valioso al momento de realizar la
inspección técnico ocular, ya que de ella dependen las medidas que se adoptarán para
el desarrollo de la actividad pericial. De tal manera se tendrán en cuenta entre otras
las siguientes fuentes de información:
 Registro de los datos suministrados tanto de la llamada de aviso, como el resto
de información facilitada por todas las Unidades intervinientes. Sería
conveniente establecer un formulario de recogida con los datos básicos que
como mínimo se deben obtener en la misma, como:
 Identificación del comunicante y Unidad interviniente.
 Situación exacta del lugar.
 Descripción de lo que ha visto.
 Hora de hallazgo.
 Cantidad de Víctimas.
 Demás circunstancias que califican el hecho.
 Cuando se maneja información de filiación relativa a víctimas, se iniciarán las
gestiones en las diferentes bases de antecedentes, para recopilar datos que
permitan una identificación más rápida de las mismas.
 En el caso de tratarse de vehículos se consultarán los datos necesarios de
identificación, tales como marca, modelo, color, placa de matrícula y número de
bastidor o VIN.
 Datos que puedan suministrar las primeras Unidades Policiales intervinientes y
otras unidades asistenciales (sanitarias, bomberos, entre otros).
 Condiciones meteorológicas, en el momento del hecho.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
23
 Testimonios de testigos, vecinos y víctimas.
 Declaraciones de sospechosos.
 Datos de diligencias tramitadas, denuncias previas, o declaraciones tomadas.
 Grabaciones de cámaras de seguridad, no limitarse solo a las instaladas en el
lugar de los hechos, sino en zonas adyacentes y zonas de posible acceso o
salida.
 En casos especiales de riesgo NRBQ (Nuclear, Radiológico, Bacteriológico y
Químico) se tendrá muy en cuenta datos de la sintomatología de las víctimas,
condiciones medioambientales del lugar de hecho, confinamiento, etc., para
valorar correctamente la actuación, los medios empleados y la necesidad de
unidades especializadas.
3ª. Observación, valoración y planificación
1. Objetivos que persigue esta fase:
 Establecer la verdadera extensión de la escena del crimen.
 Efectuar una adecuada planificación del trabajo en el terreno, contemplando
necesidades de recursos materiales, técnicos y de personal.
 Establecer pasillos de acceso al foco principal.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
24
2. Medidas generales de la actuación
La planificación de las actividades que se llevarán a cabo durante la
investigación de la escena del crimen, es sumamente útil para el éxito de la misma, de
ahí radica la importancia de esta tercera fase.
Valiéndose de la información reunida en la fase anterior, se deberá realizar un
análisis previo, mediante la observación detenida de la escena del hecho delictivo,
con el fin de:
 Ratificar o rectificar la disposición del cerco perimetral de protección que
delimita el área de trabajo.
 Establecer el escenario primario o principal.
 Establecer escenarios secundarios.
 Establecer pasillos y áreas limpias de trabajo.
 Determinar la Metodología a emplear.
 Determinar la necesidad de recursos materiales y humanos.
 Establecer prioridades.
 Definir los equipos de protección individual a utilizar por los técnicos, con dos
objetivos, garantizar la seguridad física de los especialistas y evitar que estos
puedan contaminar el lugar.
 Estimar el tiempo que le demandará la actividad técnica, para establecer
tiempos de descansos, relevos y otros.
 Elaborar hipótesis del caso.
 Coordinar la concurrencia de otras Unidades Especializadas.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
25
Esta valoración y análisis se realizará sin que se perjudique o pueda
contaminar el lugar de los hechos y será realizado por el menor número de personas
posibles, preferentemente por el Jefe o responsable del Equipo Técnico Científico.
En todo momento se deberán usar guantes y vestimenta adecuada para evitar
alteraciones y contaminaciones accidentales.
Esta planificación es recomendable que sea realizada antes de la llegada al
lugar de las autoridades Judiciales o Fiscales, quienes accederán al interior de la
escena a través de los pasillo de acceso debidamente establecidos por los Técnicos
Científicos.
Se recomendará a dichas autoridades la utilización de elementos de protección
tales como guantes o calzas.
4. Fijación del lugar de los hechos
1. Objetivos que persigue esta fase:
 Registrar de manera general dónde y cómo se encuentra el lugar de los hechos
y dejar constancia de forma formal y oficial de tal situación, para los actos
procesales y judiciales posteriores.
 Conocer y aplicar los métodos de fijación necesarios en la escena que se
investiga.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
26
2. Métodos de fijación:
Se entiende por “métodos de fijación” la aplicación de técnicas que registran
las características y situación, tanto generales como particulares de un espacio físico,
que se complementan entre sí de acuerdo a la extensión, naturaleza y las
circunstancias del hecho que se investiga; como los métodos de fijación descriptiva,
fotográfica, topográfica, o cualquier otro medio técnico que permita la reconstrucción
de lo acontecido.
Se han determinado los siguientes métodos de fijación, algunos de los cuales
se consideran como de realización obligatoria, con carácter general y en función de la
gravedad del hecho delictivo. En todo caso, siempre se tendrá en cuenta la legislación
específica de cada país en cuanto a la obligación procesal de realizar o no otros
métodos de fijación.
2.1. Descripción escrita.
Se entiende como el método narrativo concreto, claro y exacto donde se
describen las características de ubicación y distribución de la escena del crimen,
haciendo énfasis en las condiciones de localización de evidencias que permitan
establecer el registro del hallazgo y realizar análisis “Post Escena”. Esta fijación se
debe realizar metodológicamente, es decir de lo general a lo particular hasta llegar al
detalle.
Se considera obligatoria su realización y se materializará en el Informe o Acta de
Inspección Ocular.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
27
2.2. Fijación fotográfica.
Consiste en ilustrar e informar a través de imágenes de forma clara la situación
y ubicación del lugar de los hechos. Esta fijación se debe realizar metodológicamente;
es decir de lo general a lo particular hasta llegar al detalle.
Es un complemento gráfico de la descripción escrita. Se considera que debería
realizarse en todos los delitos de carácter grave.
2.3. Fijación video gráfica.
Es el método por el cual, al igual que la fotografía, es posible ilustrar de forma
clara la situación y ubicación del lugar de los hechos, con la capacidad de dar
continuidad a la representación de la escena del crimen, así como la posibilidad de
registrar el audio en caso necesario.
Es un complemento gráfico de la descripción escrita y se considera que debería
realizarse en todos los delitos de carácter grave.
2.4. Fijación mediante planimetría.
Consiste en representar a través de medidas, en un bosquejo, croquis o plano,
la distribución del lugar de los hechos, haciendo especial énfasis en la ubicación de las
evidencias localizadas.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
28
Es un complemento de la descripción escrita y debe ser obligatorio en todos los
casos de delitos contra las personas, tales como homicidios o lesiones graves.
2.5. Fijación en tres dimensiones: (infografía forense)
Consiste en captar y representar mediante imágenes en tres dimensiones la
distribución y situación del lugar de los hechos. Para ello se utilizarán los scanner láser
o de tecnología similar, que permitan la captación de un espacio físico en sus tres
dimensiones, a partir de la obtención de diferentes tomas del mismo.
5. Búsqueda y tratamiento de las evidencias
1. Objetivos que persigue esta fase:
 Identificar los métodos de búsqueda de evidencias en el lugar de los hechos,
que permitan un adecuado manejo de la escena.
 Buscar técnicamente las evidencias que hacen parte de la escena, aplicando los
métodos técnicos para tal fin.
 Asegurar, proteger y preservar las evidencias halladas en la escena del crimen.
 Recolectar técnicamente las evidencias de acuerdo a las características de las
mismas conjuntamente con su documentación fotográfica, así como su
ubicación planimétrica en la escena.
 Aplicar la clasificación de las evidencias para lograr la adecuada preservación y
embalaje.
 Manejo de la cadena de custodia.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
29
2. Métodos o técnicas de búsqueda:
Teniendo en cuenta la extensión, y el tipo de terreno o edificación donde
se encuentra la escena del crimen y la naturaleza del delito que se investiga, se
deberá establecer el mejor método de trabajo para la inspección técnico ocular del
lugar, ya que en determinadas oportunidades las evidencias son muy obvias y fácil
de localizar, pero existen otras evidencias que requieren una búsqueda más
detenida y sistemática. Por ello se aconseja optar por alguno de los siguientes
métodos:
 Método de franjas o líneas: Consiste en realizar un rastrillaje sobre un espacio a
campo abierto ideal para grandes dimensiones, requiere de varias personas
dispuestas en línea y que avanzan hacia delante en una misma dirección. De
haberse encontrado algún elemento se da inmediato aviso al responsable del
equipo sin tocarlo.
 Método de la cuadricula ó rejilla: Similar al de franjas, con la diferencia que este
método brinda una doble cobertura, de este a oeste y de sur a norte. Formando
un cuadriculado en el terreno.
 Método de zonas, sector ó cuadrante: este método consiste en dividir el
terreno a zonas y en asignarle una codificación o numeración a cada cuadro o
zona. Una vez que se haya dividido en zonas se procederá a la inspección de
cada una de ellas y en el caso que se encuentre alguna evidencia se hará
mención al cuadro o zona que se ubicó.
 Método Radial: La zona a tratar es circular o tiene forma de rueda, con un
punto central, el desplazamiento se hace a lo largo de los radios de la
circunferencia; la zona investigada desde el punto central al exterior se vuelve
más grande a medida que avanza la búsqueda.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
30
 Método Espiral: Se realiza la búsqueda de izquierda a derecha o viceversa en el
espacio que se va a buscar; bien sea de adentro hacia fuera o de afuera hacia
adentro.
 Método punto a punto: Se ubica una evidencia y a partir de ésta, se demarcan
los demás elementos que se encuentren en el lugar.
 Técnica libre: Consiste en que el investigador interactúa en el lugar del hecho de
forma libre, en función de su experiencia y las características del lugar.
Es de suma importancia que se adopten las medidas de seguridad necesaria
para evitar que el personal que realiza la inspección, sea víctima de accidentes
previsibles.
Interactuando la información reunida con la que surge de la observación
preliminar, ayuda al investigador a formularse una hipótesis del delito. Esta hipótesis,
toma importancia en el momento en se que dispone la búsqueda de la evidencia física
ó indicios que el hecho delictivo hubiere dejado, ya que la misma orienta sobre qué
tipos de evidencia debemos buscar en la escena.
3. Conceptos generales:
Antes de desarrollar las actividades que involucra los métodos de búsqueda, es
conveniente tener en cuenta que el proceso debe realizarse de acuerdo a las
características del lugar donde sucedieron los hechos, el número de investigadores
que participan en el caso y las condiciones del espacio que se va a inspeccionar. Todos
estos métodos se pueden utilizar aisladamente o combinados, dependiendo de cada
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
31
caso en particular y teniendo en cuenta áreas abiertas, cerradas o mixtas. La
aplicación indistinta de los métodos citados estará encaminada a localizar la mayor
cantidad de indicios en el menor tiempo posible.
A continuación se destacan las recomendaciones del empleo de los métodos de
búsqueda anteriormente referenciados:
 Por franjas o líneas: Este método puede cubrir superficies grandes o
espacios abiertos; consiste en moverse en líneas rectas de Norte a Sur o de
Oeste a Este, intentar mantener un frente derecho a medida que se avanza a
lo largo de sus franjas para señalizar las evidencias que son encontradas en
el lugar. Este método se realiza con varios investigadores
 Zonas, sectores o cuadrante: En este método se divide el lugar en zonas o
sectores, en lugares abiertos, se realiza de la siguiente forma: I.- Zona
inmediata de importancia; II.- Zona contigua; III.- Otras zonas; En los lugares
cerrados, se hace dividiendo por habitaciones, y cada una de ellas por zonas,
pudiendo ser: Pisos, muros y techos. En éste método, una sola persona
puede realizar la búsqueda minuciosa en una zona concreta y otra persona ir
examinando otra zona de forma simultánea.
 Radial: Este método se puede utilizar si se considera que la zona es circular.
Se inicia en el centro que ha sido designado previamente y que es donde se
encuentra la evidencia principal, el desplazamiento se va a realizar a lo largo
de los radios de la circunferencia; en atentados terroristas con explosivos se
toma el epicentro del lugar y luego se realiza la búsqueda.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
32
 Punto a punto: Este método se puede utilizar en espacios pequeños y
cerrados, a partir de una evidencia en la escena, el investigador ubica las
demás que se encuentren en el lugar.
 Espiral o círculos concéntricos: Se recomienda en espacios pequeños, un
solo investigador puede realizar la búsqueda que inicia tomando un punto
focal seleccionado, dependiendo del tipo de hecho y en caso que no se
conozca, se realiza la observación y la búsqueda de las áreas periféricas al
centro, desplazándose en sentido horario o contrario a las agujas del reloj.
 Método cuadrícula o rejilla: Similar procedimiento al método de búsqueda
por franjas; aunque la rejilla ofrece una doble cobertura, formando un
cuadriculado en el terreno.
 Libre: Es utilizado en espacios pequeños y cerrados; la característica de este
método permite al investigador, realizar la fijación y recolección de
evidencias, a medida que las encuentre en el lugar, no interesa el orden en
que fueron halladas. No es un método recomendado porque no es
sistemático.
4. Características de las evidencias
 Las evidencias son aquellos elementos que se pueden percibir por los sentidos, ya
sea directamente o con la utilización de equipos especializados, que permiten la
demostración posterior en la sustentación del caso que se investiga. Además, las
evidencias físicas ó indicios conllevan a:
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
33
 Identificar al autor o autores del hecho.
 Identificar la participación de los victimarios o autores en el desarrollo de los
hechos.
 Identificar las vías de acceso.
 Identificar el tipo de lugar (hechos o hallazgo).
 Reunir las pruebas de la comisión de un delito.
 Reconstruir la mecánica del hecho, (“modus operandi”).
5. Manejo de las evidencias
El manejo inadecuado de los indicios conduce a su contaminación, deterioro o
destrucción; siendo ésta la causa más frecuente que impide su ulterior examen en el
laboratorio; por esta razón, cuando llegue el momento de proceder a su
levantamiento, se realizará con la debida técnica a fin de evitar consecuencias que
impidan su análisis.(Para redactar)
 Indicaciones para el manejo de los Indicios o evidencias:
 Se procederá a levantar todas aquellas evidencias con valor sensible
significativo.
 Las muestras antes de su fotografiado y recogida se referenciarán de forma
individual.
 Fotografiar las evidencia de forma precisa, con fotografías de conjunto
general y de detalle.
 Manipular las evidencias lo estrictamente necesario.
 Levantar las evidencias en forma separada, evitando mezclarlas.
 Embalar individualmente las evidencias procurando que se mantenga la
integridad de su naturaleza, en todo momento se embalarán las diferentes
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
34
evidencias en función del tipo y características propias. Dicho embalaje se
llevará a cabo conforme a las normas de procedimiento establecidas en cada
Unidad de Policía Técnica.
 En el caso de indicios con posible peligrosidad física o químico-biológica se
tomarán las medidas oportunas de comunicación, aviso y protección para
evitar el riesgo.
 Los embalajes se referenciarán de forma adecuada
 Evitar contaminar las evidencias con los instrumentos que se utilizan para su
levantamiento.
 Las evidencias húmedas se deberán dejar secar, antes de someterlas a
embalaje.
 Conservar y guardar los embalajes con las evidencias recogidas de forma
adecuada, usando refrigeración cuando fuera necesario.
 Para la manipulación de evidencias, será de gran importancia la utilización
de elementos de bioseguridad, que sirven para proteger contra los riesgos
de contaminación cruzada.
 En tal sentido los elementos básicos del equipo de protección individual (EPI)
que deben llevar los especialistas son:
 Guantes
 Tapabocas/mascarillas.
 Monogafas/ gafas.
 Overoles/monos de trabajos especiales.
 Cofias/gorros
 Cubre calzado
 Máscaras con filtros
 Botas de protección
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
35
Por otro lado se tendrán en cuenta las normas existentes en cuanto a
Prevención de riesgos laborales, Seguridad Biológica. También se establecerán áreas
limpias de trabajo, áreas de desechos, utilizándose todos aquellos medios y sistemas
de protección, que permitan un trabajo seguro en la escena del crimen.
6. Evidencias más frecuentes que pueden ser halladas en la escena
Los distintos tipos de indicios o evidencias más frecuentes que pueden ser
hallados en el lugar de los hechos, se pueden clasificar en los siguientes cuatros
grupos genéricos de indicios:
- 1. INDICIOS DE CARÁCTER NO LOFOSCÓPICO.
- 2. INDICIOS DE CARÁCTER LOFOSCÓPICO.
- 3. INDICIOS ENTOMOLÓGICOS.
- 4. OTOGRAMAS: HUELLAS DE OREJA.
1. INDICIOS DE CARÁCTER NO LOFOSOCÓPICO.
- LAS MARCAS:
o HUELLAS DE PISADAS.
o RODADURAS DE NEUMÁTICOS.
o IMPACTOS DE BALA/PROYECTIL.
o CORTES Y GOLPES EN OBJETOS.
o MARCAS DE HERRAMIENTAS.
o Ente otros.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
36
- LOS INSTRUMENTOS Y HERRAMIENTAS: los podríamos definir como todos
aquellos elementos o efectos de los que se vale el autor/res para cometer
el hecho delictivo:
o ARMAS: de fuego, blancas, contundentes
o LOS ELEMENTOS BALÍSTICOS.
o RADIALES, LANZAS TÉRMICAS, SOPLETES, CIZALLAS.
o TROQUELADORAS.
o MOLDES DE DROGAS, PRENSAS.
o Entre otros.
- LOS OBJETOS: los podríamos definir como todos aquellos efectos que no
pertenecen al lugar y son dejados u olvidados en él por el autor/res, o
perteneciendo al mismo, han sido manipulados de forma evidente por el
autor/res, tales como:
o BOLSAS DE TRASNPORTE.
o BOTELLAS DE AGUA, VASOS, LATAS, etc. usados.
o PASAMONTAÑAS, GUANTES.
o COLILLAS DE TABACO, CHICLES, PALILLOS DE DIENTES, etc,.
o MOCHILAS.
o Entre otros.
- INDICIOS DOCUMENTALES: englobarían todo tipo de documentos de
identidad o de otro tipo, textos impresos y textos manuscritos, recogidos
en el lugar del hecho, y que pertenecen a la víctima o al autor/es:
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
37
o TARJETAS DE CRÉDITO,
o PERMISO CONDUCIR.
o Documento de Identificación Personal.
o AGENDAS, RECIBOS (tickets) DE COMPRA,
o DIARIOS,
o NOTAS MANUSCRITAS,
o ESCRITOS DE AMENAZAS (extorsiones o estafas, secuestros).
o Entre otros.
- LAS MANCHAS Y RESTOS: se pueden clasificar en dos grupos:
o Las manchas y restos ORGÁNICOS (ADN):
- Todo aquel vestigio perteneciente a fluidos biológicos o
partes de un cuerpo humano, animal o vegetal:
- sangre, semen, elementos pilosos, entre otros.
- tejidos, huesos, entre otros.
- flora y especies vegetales.
o Las manchas y restos INORGÁNICOS:
- Todas aquellas manchas y restos no orgánicos:
- pinturas, oxido,
- fibras, tierras,
- residuos de disparo, entre otros.
- LOS RASTROS: son aquel conjunto de manchas o marcas con continuidad
en el espacio, dejados por el autor/res del hecho, por las víctimas, por
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
38
animales o por objetos, que al desplazarse o arrastrarse nos dan
información sobre su movimiento/dirección:
o HUELLAS DE PISADAS.
o RODADAS Y SEÑALES DE FRENAZO DE UN VEHÍCULO.
o RASTROS DE SANGRE.
o RASTROS DE PINTURAS.
o RASTROS DE TIERRA Y BARRO.
o Entre otros.
2. INDICIOS LOFOSCÓPICOS:
- Estos indicios pueden ser:
» Digitales: producidos por las crestas papilares de las
falanges dístales de los dedos de las manos.
» Palmares: aquellas producidas por las crestas
papilares de las palmas de las manos.
» Plantares: las producidas por las crestas papilares de
las plantas de los pies.
- Estos indicios, además, se pueden presentar:
- A. De forma visible:
- MODELADAS.
- POR SUSTRACCIÓN.
- IMPRESAS O ESTAMPADAS.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
39
- B. De forma latente o invisible: para su revelado o visionado se utilizaran
reveladores físicos, reveladores químicos o sistemas ópticos de visionado.
3. INDICIOS ENTOMOLOGICOS: consisten en toda aquella fauna cadavérica que se
genera en los estadíos de descomposición de un cadáver, por lo tanto son indicios
específicos de los delitos contra las personas. Su estudio aporta datos tales como la
data de la muerte, traslados y movimientos del cadáver, etc.
4. OTOGRAMAS: HUELLAS DE OREJA: consiste en el revelado de las impresiones de
oreja, dejadas por el autor de un robo u otro hecho delictivo, cuando apoya la oreja
sobre la puerta de la vivienda o local, para escuchar si hay personas dentro.
Hay que tener en cuenta que muchos indicios o vestigios ofrecen la
posibilidad de realizar diferentes tipos de estudios y recogida de muestras: así por
ejemplo un arma de fuego permite:
- Estudios balísticos: estudio de vainas y balas y ver su participación en
otros hechos delictivos
- Búsqueda de huellas latentes, incluido el cargador.
- Recogida de restos orgánicos que permitan extraer ADN
La metodología general de trabajos es la siguiente:
1º. Búsqueda, referenciado y recogida de INDICIOS NO LOFOSCÓPICOS, que
normalmente son evidencias susceptibles de contaminarse, perderse o degradarse.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
40
2º. Revelado, visionado y recogida de INDICIOS LOSFOSCÓPICOS.
Especial importancia tiene la inspección técnico ocular realizada con motivo
del hallazgo de una persona que ha sido objeto de muerte violenta, por lo que esta
inspección se recomienda que básicamente contemple una serie de medidas y
actuaciones metodológicas básicas:
LA INSPECCIÓN OCULAR EN DELITOS CONTRA LAS PERSONAS:
Cuando se cometen delitos contra las personas con resultado de lesiones graves
o muerte de las mismas, una metódica inspección ocular se convierte en pieza
clave, no solo para la obtención de pruebas incriminatorias para el autor/res del
hecho, sino además por ser una de las bases para la investigación del caso.
Por ello a continuación se exponen una serie de pasos, tomando como supuesto
el caso de una Inspección Ocular con motivo de uno de los delitos más graves, como
es la comisión de un homicidio o asesinato, con el resultado de la muerte de una
persona. Dichos pasos específicos, siguiendo las fases genéricas anteriormente
expuestas de una Inspección Ocular, son:
1. Información previa, paso obligatorio en toda Inspección Ocular y ya visto
anteriormente, en este caso se prestará especial atención a los trabajos que el
personal sanitario hubiera podido realizar sobre el cuerpo de la víctima y en qué
posición inicial se encontraba el mismo.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
41
2. Realizar un reconocimiento previo y general del cadáver, sin moverlo, así como
del lugar, próximo y cercano, tomando las medidas de aseguramiento
oportunas, con círculos lo suficientemente amplios, en el caso de que las
unidades de prevención y seguridad ciudadana no las hayan tomado
convenientemente.
3. Se realizará un reportaje fotográfico y videográfico previo para dejar constancia
del estado en que nos encontramos el lugar y la víctima, así como de los
diferentes indicios que aparecen allí.
4. Se realizara un acotamiento previo, de carácter preventivo, de todos aquellos
indicios, tales como manchas de sangre, restos orgánicos, vainas, balas, etc.,
que corran peligro de ser estropeados ante la llegada de la Autoridad Judicial,
Fiscal y el médico forense. Dicho acotamiento se realizará con tiza, o cualquier
referencia visible, señalando el lugar donde se encuentra el indicio, advirtiendo
de su presencia.
5. No se moverá el cadáver hasta la llegada de la Autoridad Judicial.
6. Se procederá, junto al médico forense, a examinar el cadáver en el lugar del
hecho, teniendo en cuenta los siguientes aspectos del mismo:
a. Edad.
b. Sexo.
c. Posición del cuerpo.
d. Descripción física del mismo.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
42
e. Descripción de la vestimenta.
f. Estado del cuerpo, con especial atención a las heridas y amputaciones
que presente, con especificación de la data estimada de la muerte, etc.
g. Lesiones que presenta.
h. Indicios o evidencias que se encuentren sobre él o en su perímetro
inmediato y corran el riesgo de desaparecer o deteriorarse cuando sea
movido o trasladado a las que se de dar prioridad de levantamiento.
i. Se preservarán las manos con bolsas de papel para que durante la
autopsia, se intenten obtener restos orgánicos de uñas y dedos o
cualquier otro indicio, sobre todo en los casos en que se aprecien signos
de defensa en la víctima, si bien, en caso de existencia de riesgo de
perdida de algún indicio o evidencia se procederá a su recogida en el
lugar de los hechos.
j. Examen de la documentación que porte el cadáver.
k. En el caso de haber indicios de uso de armas, se debe tomar el kit de
residuos de disparo antes de ser trasladado o movido, para evitar
contaminaciones o pérdida de eficacia en la recogida en el caso de que
las manos se manchen de sangre, agua o cualquier otra sustancia.
l. Recogida de fauna cadavérica (indicios entomológicos) cuando exista y se
estime oportuna para estudios de data de muerte, coincidencia entre el
lugar de la muerte y del hallazgo, etc.
7. Se recomienda que durante el examen del cadáver se vaya cumplimentado un
documento formalizado (PROTOCOLO DE CADÁVERES), que guie determinados
pasos obligatorios y datos que son necesarios de obtener.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
43
8. Se levantará un plano o croquis del lugar, en el que figurará el cadáver en la
posición en que fue hallado. Posteriormente sobre este croquis se irán situando
todos aquellos indicios que hallemos y recojamos durante el desarrollo de la
inspección ocular.
9. Una vez se proceda al levantamiento del cadáver y su traslado al tanatorio, se
iniciará la Inspección Ocular propiamente dicha con toda meticulosidad,
realizándose en primer lugar la recogida de todos aquellos INDICIOS NO
LOFOSCÓPICOS. Se reflejarán dichos indicios sobre el plano o croquis
confeccionado.
10. Una vez recogidos todos aquellos indicios de carácter no lofoscópico, se
procederá a la búsqueda de indicios lofoscópicos.
11. Se tomarán las hojas de cotejo oportunas de todas aquellas personas, en un
principio inocentes, que hayan estado presentes en la escena del hecho
delictivo, para descartar sus huellas tras su cotejo con las huellas reveladas, (por
ejemplo de familiares, testigos, primeras asistencias médicas, etc.)
12. Se tomarán muestras indubitadas de ADN de los familiares o personas que
tengan acceso al lugar, para descarte, en un principio.
13. Se redactará el correspondiente Acta de Inspección Ocular Técnico Policial, que
se realizará, debido a su complejidad y extensión, en Dependencias Policiales.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
44
14. Cuando exista resultado de muerte violenta, se asistirá a la autopsia/necropsia
del cadáver, donde se recogerán todos aquellos vestigios que procedan: ropas,
balas que estén en el interior del cuerpo, restos orgánicos (por ejemplo
violaciones), se cortarán las uñas para búsqueda de restos orgánicos en caso de
que se observen signos de defensa, etc., y como norma siempre se recogerá
una muestra biológica indubitada para obtención de ADN.
Igualmente, siempre, se obtendrá la necrorreseña completa del cadáver,
incluidas las impresiones palmares y de segundas falanges, realizándose todas
las gestiones de identificación oportunas, confeccionando el TRIPTICO DE
CADAVERES y fotografías identificativas, en el caso de que se tratara de una
persona sin identificar, en este caso siguiendo los criterios de Interpol para la
identificación de cadáveres.
Todos estos trabajos realizados durante la autopsia quedaran reflejados en Acta
independiente a la de la Inspección Ocular.
7. Cadena de custodia
Es el conjunto de procedimientos que permiten garantizar la identidad e
integridad de las evidencias e indicios recogidos o levantados en la escena del
hecho y que serán transportados para su estudio o análisis. La “Cadena de
Custodia” se inicia en el lugar donde se obtiene o recolecta cada indicio o
evidencia, continua con todos los traslados y movimientos, tanto internos como
externos que se realicen de las mismas y se finaliza por orden de la autoridad
competente. Los indicios y evidencias deben ser protegidos contra la
contaminación, adulteración, sustracción, intercambio o destrucción.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
45
En este sentido sería recomendable el establecimiento de un
procedimiento técnico administrativo que refleje la misma.
 Todo funcionario público o particular que participe en el proceso de Cadena de
Custodia, debe velar por la seguridad, integridad y preservación de los elementos.
 La reglamentación del diseño, aplicación y control del sistema de cadena de
custodia se hará de acuerdo a los avances científicos, técnicos y artísticos. Los
formatos de los documentos de cadena de custodia contendrán unos puntos
mínimos que indiquen el número de caso que se adelanta, identificación de la
persona que halló, recolectó, y embaló la evidencia física y/o indicio, entidad, tipo
de embalaje que utilizó, cantidad, descripción de la evidencia física y/o indicio;
fecha, hora, identificación de las personas que reciben el elemento, en qué calidad
actúan, observaciones en el estado en que reciben el contenedor.
6ª. Liberación del lugar de los hechos
La liberación del lugar de los hechos es un aspecto que tiene por objeto verificar
la inexistencia de evidencias sin recoger, así como asegurar la retirada de los restos y
material propios. Esta actividad que es una actuación que debe ser dirigida y
supervisada, en cada caso, por el responsable del equipo técnico o la autoridad
competente, comprende las siguientes acciones:
 Última reunión de los Especialistas que han intervenido en la Inspección Ocular
y revisión del trabajo realizado.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
46
 Examen visual para la detección de elementos de interés (evidencias) así como
material o instrumento técnico propio que queden en la zona.
 Verificación personal pasando por cada una de las áreas de trabajo de la escena
efectuando un rastreo final de forma ordenada.
 Comprobar que todos los indicios estén debidamente reseñados, rotulados y
empaquetados para su transporte.
 Recogida del Contenedor de Residuos del material utilizado.
 Fotografías finales de cómo queda el lugar donde se ha realizado la Inspección
Ocular, con fotografías de detalle en caso de precintos de viviendas, cerraduras
de vehículos, entre otros.
7ª. Documental y remisión evidencia
En la Criminalística de Campo, todo trabajo a realizar en el lugar del escenario
delictivo va a generar una serie de documentos que tienen por objeto:
 Garantizar la correcta utilización de toda la información que se puede
recuperar en el lugar de los hechos
 Reflejar la actividad llevada a cabo por parte de los agentes especialistas
en el estudio de la escena del crimen
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
47
 Observar los requisitos procesales necesarios en aras de garantizar la
conservación, integridad y continuidad de estas evidencias para que
puedan ser utilizados por los tribunales de justicia durante la celebración
del juicio y servir de base a la sentencia judicial.
En primer lugar, se van a tomar notas por parte de los agentes actuantes, en
ellas se van a expresar todos los detalles de interés y va a servir para la confección del
Informe, este documento recibe la denominación de NOTAS DE CAMPO.
Es necesario proceder a la toma de FOTOGRAFÍAS, imágenes o video, con el
objeto de aportar información gráfica al Informe mediante leyenda descriptiva.
En el mismo instante en el que se recupera una evidencia, al objeto de
garantizar la Cadena de Custodia, se confecciona un DOCUMENTO DE CADENA DE
CUSTODIA, que acompaña a la evidencia física o indicio en todo momento,
efectuándose en el mismo las anotaciones necesarias para garantizar la integridad y
permanencia de las muestras.
Se realizara un CROQUIS del lugar de los hechos, se trata de un dibujo a mano
alzada del lugar del delito, sin escalas de referencia que servirá para la confección del
PLANO, que se confeccionará fuera de la escena y es un dibujo a escala del lugar del
delito que se adjunta al Informe, en ambos tenemos la necesidad de efectuar medidas
exactas del lugar delito y de la ubicación de indicios, siendo documentos gráficos que
muestran la disposición, orientación y relación entre el lugar e indicios y sirven de
apoyo a las fotografías y notas de campo para la confección del Informe definitivo.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
48
Finalmente se refleja toda la actuación llevada a cabo por los agentes
especialistas en un INFORME/ACTA DE INSPECCION TÉCNICO OCULAR1, que es el
documento que refleja el resultado del examen del lugar del delito que contiene las
fotografías y el plano; se detallan en su interior como mínimo los siguientes puntos:
 Lugar del hecho
 Fecha
 Autoridad competente
 Dependencia solicitante
 Fecha y hora de solicitud
 Medio utilizado (Teléfono, oficio, fax, comunicación radial)
 Fecha y hora de ocurrido el hecho
 Fecha y hora de concurrencia
 Fecha y hora de finalización en el lugar de los hechos.
 Agentes actuantes
 Nombre de la víctima e involucrados
 Carnet profesional del policía responsable que se encontraba
preservando la escena
 Indicios movilizados, con descripción de su estado y lugar de hallazgo y
por quien son movilizados o recogidos.
 Modo recolección y técnica de embalaje utilizado
 Testigos de la inspección
 Entrevistas y/o versiones de los involucrados
 Elementos ofrecidos para la documentación
 Objeto de la intervención
 Estudios solicitados
 Operaciones realizadas
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
49
 Situación (precintado, custodiado, entregado a la propiedad, entre otros)
en que queda el lugar de los hechos.
 Anexos del informe/acta, tales como fotografías, grabaciones
videográficas, planos, entre otros.
 Entre las características que debe presentar el Informe/Acta de Inspección
Técnico Ocular, encontramos:
 Deben constar todos los elementos de interés
 Descripción de las condiciones en que fueron encontrados los indicios
o evidencias.
 Debe dar una respuesta objetiva, precisa y válida ante cualquier
cuestión que se plantee sobre los elementos.
 Descripción de los datos observados con exactitud
 Documento lógico y organizado de forma clara.
 Narración comprensible (eliminar palabras innecesarias)
 En la práctica del embalaje de indicios, debe asegurarse que:
 Se procesan y embalan los objetos de forma que se preserven los
indicios/evidencias/muestras manteniendo la identidad e integridad
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
50
de los mismos, adoptando las medidas necesarias para prevenir su
contaminación.
 Identificación exacta de los indicios en el embalaje, concordante esta
con la referencia dada a los mismos en su recogida.
 Preservar, rotular y reseñar los indicios de acuerdo a las exigencias
técnicas y legales.
 En la remisión de los indicios al lugar de destino, debe asegurarse que:
 Selecciona un método de transporte idóneo que asegure la no
contaminación, destrucción o pérdida.
 Cuando sea necesario, separar los diferentes indicios de forma que se
preserve su integridad.
 Mantener la continuidad y seguridad de los objetos durante el
transporte.
 En la solicitud de estudios, debe reflejarse:
 De forma clara y detallada la cuestión planteada y los estudios que se
solicitan.
 La evidencia física y/o indicio objeto de la pericia.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
51
 Lugar de destino de los estudios solicitados.
 Existencia de muestras de control.
 Necesidad de contraste/comparación con muestras indubitadas.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
52
GLOSARIO
Abatimiento.
Planimetría. Colocar los planos verticales de un dibujo arquitectónico en un plano
horizontal adyacentes a la planta del mismo dibujo
Acordonar.
Rodear un sitio, definir su perímetro y marcarlo con cinta para aislarlo de posibles
agentes contaminantes para el levantamiento de indicios en el lugar de los hechos
o facilitar las labores a los equipos sanitarios, de evacuación de heridos o cuerpos
policíacos
Acotación.
Cota o número indicador de la altura en un plano topográfico
Adaptador.
Instrumento que permite utilizar cartuchos de distinto calibre que el arma con la
que se dispara
Altimetría y Nivelación.
Se trata de la representación gráfica, tanto en altura como en posición horizontal,
de las formas y los accidentes de un terreno. Puede suministrar la información
necesaria para generar un plano de curvas de nivel.
Según el objeto o la superficie de trabajo estas curvas pueden espaciarse a
diferentes distancias; por ejemplo, cada medio metro, cada metro, cada 5 metros
y así sucesivamente.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
53
Anatomía.
El estudio de la estructura del cuerpo humano
Ante Mortem.
Situación o estado, presente o concurrente antes de la muerte
Anterior.
Ventral: antes, enfrente de, hacia delante.
Asegurar.
Eliminar riesgos, garantizar la seguridad.
Asfixia.
La muerte producida por la falta de oxigeno o la incapacidad de los tejidos de
utilizar el oxigeno
Cadena de Custodia.
Es el conjunto de procedimientos que permiten garantizar la identidad e integridad
de las evidencias e indicios recogidos o levantados en la escena del hecho y que
serán transportados para su estudio o análisis. La “Cadena de Custodia” se inicia en
el lugar donde se obtiene o recolecta cada indicio o evidencia, continua con todos
los traslados y movimientos, tanto internos como externos que se realicen de las
mismas y se finaliza por orden de la autoridad competente. Los indicios y
evidencias deben ser protegidos contra la contaminación, adulteración,
sustracción, intercambio o destrucción.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
54
Causas de alteración del lugar:
Accidentales Son las producidas por falta de cuidado, conocimiento y
pericia del investigador (Ministerio Público, Policía Judicial, Peritos),
familiares o personas que se encuentran en el lugar.
Naturales. Son las producidas por el medio ambiente, como clima,
(humedad, calor), fenómenos atmosféricos, (viento, lluvia, granizada,
nevada, tormenta, etc.),
Provocadas. Son las producidas por el sujeto activo o bien por personas
que tengan interés de diversos tipos, para que se desvirtúe la
investigación, o tengan una línea de investigación distinta.
Crimen.
Es toda aquella conducta que puede o produce un daño, y que no necesariamente
este tipificado en la ley.
Criminalística de Campo.
Conjunto sistematizado de conocimientos científicos que permiten estudiar el
lugar de los hechos, a efecto de preservarlo, fijar, describir, embalar y levantar los
indicios relacionados con un presunto hecho delictivo con el fin de identificar al
autor o autores.
Criminalística.
Disciplina que aplica fundamentalmente conocimientos, métodos y técnicas de
investigación de las Ciencias Naturales, en el estudio del material sensible
significativo relacionado con un hecho presuntamente delictivo, con el fin de
determinar en auxilio de los órganos encargados de procurar y administrar justicia,
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
55
su existencia o bien reconstruirlo, o señalar y precisar la intervención de uno o
varios sujetos en el mismo.
Descripción Escrita.
Debe ser, como ya se indicó, de lo general a lo particular, detalle y gran detalle, con
una redacción sencilla y un vocabulario con terminología común; completa,
minuciosa, metódica, sistemática y descriptiva.
Elemento Piloso.
Filamento de estructura queratinizada, de origen biológico, presente en la piel de
los mamíferos que incluye los pelos (de origen animal) y de origen humano
(cabellos, vellos púbicos, vellos faciales, vellos de extremidades y vellos del tronco).
Etiquetado.
Todo indicio debe ser identificado con una etiqueta que debe contener los
siguientes datos:
La etiqueta deberá contener los datos siguientes:
Fecha y hora.
Número de indicio o evidencia.
Número de registro (folio o llamado).
Domicilio exacto del lugar de los hechos y/o del hallazgo, ubicación exacta
del lugar en donde el indicio fue recolectado, descripción del material.
Observaciones.
Nombre completo sin abreviaturas del agente policial, perito o auxiliar
responsable de la recolección y el embalaje.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
56
Evidencia.
Es el indicio sometido a un análisis y a un dictamen pericial, corroborando que
tiene relación con el hecho que se investiga. (Evidente.- cierto, claro innegable,
positivo, auténtico, etc.)
Expediente.
Conjunto de actuaciones o diligencias documentadas, realizadas por el Ministerio
Público de la Federación durante la integración de la Averiguación Previa.
Fijación Fotográfica.
En criminalística la fotografía también se maneja de lo general a lo particular,
tomando vistas generales, vistas medias, acercamientos y grandes acercamientos,
sin retoque y desde diferentes ángulos, a fin de estar en posibilidad de ubicar y
relacionar el domicilio, los objetos y, en caso de existir el cadáver, con puntos que
servirán de referencia, siendo sus principales características la exactitud y la
nitidez.
Fines de la criminalística.
Fin inmediato o próximo
Determinar la existencia de un hecho presuntamente delictivo, reconstruirlo e
identificar al o los autores del hecho.
Fin mediato o último
Proporcionar a las autoridades los datos científicos y técnicos que conduzcan al
ejercicio de la acción penal.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
57
Fijación Videográfica.
Corresponde a las actividades desarrolladas que permiten la descripción detallada
del lugar de los hechos y la localización de los elementos materia de prueba o
evidencias utilizando cámara de video.
LÍMITES: Aplica a la policía judicial o a quien por vía excepcional haga la
delimitación del lugar.
Huella.
Es toda figura producida en una superficie dura o blanda, por contacto suave o
violento, con una región del cuerpo o algún objeto, los cuales pueden estar
impregnadas por sustancias colorantes.
Indicio.
Es todo material sensible significativo encontrado en el lugar de los hechos o del
hallazgo. (signo, muestra, manifestación, señal, vestigio, marca, rastro, pista,
indicador etc.).
Indicios Asociativos.
Son los que guardan relación directa con el hecho que se investiga.
Indicios no asociativos.
Los encontrados en el lugar de los hechos, pero no están relacionados íntimamente
con el hecho que se investiga.
Indicios Concomitantes.
Son producidos al mismo tiempo del hecho.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
58
Indicios Consecuentes.
Son producidos con posterioridad al hecho.
Indicios Determinados.
Son aquellos que requieren solamente de un análisis minucioso a simple vista o
con lentes de aumento y que guarden relación directa con el objeto o persona que
lo produce.
Indicios identificadores.
Son los que por su naturaleza sirven a identificar a la víctima, victimario, lugar de
hechos, tipo de arma, lo anterior, por diversos exámenes y estudios siempre y
cuando haya muestra testigo y muestra problema. Ejemplo.- sangre encontrada en
un lugar y un lesionado en un hospital (caso médico legal) en donde se hace una
prueba genética y corresponde al mismo código genético.
Indicios Indeterminados.
Son aquellos que requieren de un análisis completo para el conocimiento de su
composición y estructura de acuerdo a su naturaleza física, siendo que de otra
forma no estaríamos en la posibilidad de definirlo.
Indicios Inorgánicos.
Pueden ser naturales (polvos, óxido, cenizas, manchas de origen inorgánico etc.) y
artificiales (tintas, armas, cristales, restos de incendios o de explosiones, papeles,
monedas etc.).
Indicios Macroscópicos.
Este tipo son los que pueden ser observados a simple vista
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
59
Indicios Microscópicos.
Son aquellos que por su naturaleza, se requiere de algún instrumento ( lupa),
microscopio etc. para su observación
Indicios No Trasladables.
Son aquellos que por su naturaleza, como sería su forma, volumen, peso o
cualidades inherentes etc. no pueden moverse para trasladarlo al laboratorio para
su respectivo estudio, ya que alterarían el lugar de los hechos o del hallazgo, ej.
impresiones latentes de huellas dactilares, ciertas marcas o huellas de
herramientas, huellas de pies, zapato, neumáticos, etc. estas se obtienen y se
preservan mediante las siguientes técnicas: fotografías, levantamiento de
impresiones latentes, moldes de yeso etc.
Indicios Orgánicos.
Pueden ser humanos (cadáver, pelos, sangre, semen, saliva huellas, etc.), animales
(restos y rastros de animales) y otros como alimentos ceras o grasas.
Indicios reconstructores.
Son los que por su naturaleza, forma, características, estructura, localización,
dimensiones y ubicación, sirven para efectuar una reconstrucción de un hecho o
dinámica, lo anterior para corroborar o desvirtuar con las declaraciones, lo actuado
en la reconstrucción y los indicios encontrados en el lugar, esto es para ver si
coinciden o hay contradicciones de los participantes.
Indicios Trasladables.
Son aquellos que por su naturaleza, como sería su forma, volumen, peso, o
cualidades inherentes etc. se pueden sacar del lugar de los hechos o del hallazgo y
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
60
se pueden preservar de forma adecuada, para trasladarse al laboratorio para su
respectivo estudio, ejm: armas, pelos, fibras etc.
“in situ”.
En el sitio, en el lugar del suceso.
Inspección judicial.
Esta tarea está igualmente regulada por el Código de Procedimientos Penales bajo
el rubro de Inspección. En este caso, es el Órgano Jurisdiccional quien la lleva a
cabo en el desahogo de proceso. En esta diligencia, el Juez tiene la posibilidad de
apreciar de manera visual, e igualmente con el apoyo del resto de sus sentidos, el
lugar de los hechos, los objetos, marcas huella y rastros del delito.
Inspección ocular.
Esta es una diligencia regulada por el Código de Procedimientos Penales,
desarrollada por el agente del Ministerio Público contenida en las Reglas Especiales
para la práctica de diligencias y levantamiento de acta de averiguación previa,
consiste en la percepción visual y con auxilio del resto de los sentidos, que permite
el registro mental, y su posterior inscripción en el acta respectiva, de todos los
objetos materiales relacionados con el delito que se investiga.
Levantamiento Planimétrico.
Plano del lugar de los hechos, el cual es considerado como el esqueleto de su
descripción; suministra distancias y complementa la descripción escrita para dar
una idea exacta del lugar de los hechos e indicios encontrados en el mismo.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
61
Lugar Crítico.
También conocido también como el lugar de los hechos, donde se ha cometido un
delito o probable hecho delictuoso.
Lugar de Enlace.
Sitio o sitios físicos utilizados para el traslado del indicios hasta el lugar diverso de
donde se ha cometido un delito o probable hecho delictuoso.
Lugar de la investigación.
Es el espacio físico en el que el perito, independientemente de su especialidad y
mediante la utilización de una determinada metodología, realiza el examen de ese
espacio, a fin de reconocerlo, identificarlo y, en su caso, determinar y establecer
cuál es el lugar de los hechos.
Lugar de los Hechos.
Es el sitio o espacio físico o geográfico determinado, donde se ha cometido un
delito o probable hecho delictuoso.
Lugar del Hallazgo.
Sitio físico donde se localiza el elemento indiciario de mayor relevancia, y donde no
ocurre el desarrollo principal de los hechos
Maqueta.
Representación a escala de manera detallada del lugar de los hechos.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
62
Material sensible significativo.
Se traduce como todo objeto, huella, marca, rastro, resto, vestigio, mancha,
fragmento, esquirla, brizna o cualquier material, en cualquier estado físico (sólido,
líquido o gaseoso) y de cualquier naturaleza, sea orgánica (humano, animal o
vegetal) o inorgánica (minerales o hidrocarburos, entre otros).
Por tal razón, la Criminalística queda ubicada dentro de las Ciencias Fácticas, es
decir las que se encargan del estudio de los Hechos.
Métodos aplicados en la criminalística de campo:
Método inductivo
Definido como aquel que parte del conocimiento de varias verdades
particulares al conocimiento de una verdad general, dicho de otra
manera, se estudiaran y someterán los indicios a la técnica y ciencia
aplicada, para que una vez conocidos los resultados (verdades
particulares), se esté en posibilidades de obtener una verdad general.
Método deductivo
Se define como aquel que parte del conocimiento de una verdad general,
mediante un razonamiento lógico, al conocimiento de una verdad
particular, es decir, una vez obtenidos principios o leyes generales se
estará en posibilidades de aplicarlos a la solución del caso particular que
se plantea.
Métodos analítico-sintético
Es aquel que descompone el todo de un problema en sus partes o
elementos para su minucioso estudio, posteriormente y de acuerdo a las
observaciones y consideraciones de los elementos estudiados, éstos se
integran generando conclusiones.
Método descriptivo.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
63
Se define como la observación y captación escrita, gráfica y fotográfica de
los elementos estudiados
Moldeado.
Técnica para obtener la reproducción en sus dimensiones de alguna impresión, con
el objeto de tener una réplica de los indicios que pueden ser destruidos.
“Notitia Criminis”.
Significa la primera noticia de un suceso o acto delictivo
Objeto de estudio de la criminalística.
Es el Material Sensible Significativo.
Observación criminalística.
Escrutinio mental, organizado, metódico, planeado, dirigido y sistemático de las
características mensurativas (cromáticas, formales y métricas) de todos y cada uno
de los elementos que constituyen el lugar de los hechos. Recordar que más vale
pecar por exceso que por defecto. Esta actividad es desarrollada por el perito o
especialista en determinada ciencia, arte o técnica.
Pasos del método científico experimental:
Observación
a) Examinar con atención, anotación o comentario que se hace a un
texto.
b) Atención dada a algo, examinar con atención.
c) Conjunto de procedimientos metódicos y sistematizados enfocados a
la observación de un fenómeno o hecho.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
64
Hipótesis
a) Suposición, teoría no confirmada, que se admite de forma provisional.
b) Suposición que se admite provisionalmente para sacar de ella una
consecuencia.
c) Es la interrogante formulada por el investigador, ya sea en forma
negativa o positiva, con respecto a lo que se espera en la evolución o
desarrollo de un hecho.
Experimentación
Método de investigación científica que establece la validez de una
hipótesis a partir de la observación y análisis de un fenómeno
a) Operación que consiste en observar las reacciones de un cuerpo u
objeto cuando se le somete a ciertos fenómenos.
b) Conjunto de pruebas encaminadas a demostrar el origen, y desarrollo
de un hecho.
Conclusión
a) Consecuencia de un razonamiento, formar juicio.
b) Fin, idea, que expresa un razonamiento, acuerdo decisión. Deducir,
determinar.
c) Es el resultado de un procedimiento consistente en las cuatro fases
anteriores, en la cual se plasmará un resultado confiable y que
establecerá la verdad o falsedad de una hipótesis planteada.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
65
Principios básicos de la criminalística de campo.
La criminalística considera cuatro principios básicos que relacionan la evidencia
existente en los lugares estudiados con las personas que participaron en la
comisión del delito:
Principio de intercambio
En este caso se indica por expertos en la materia que “siempre existe un
intercambio de evidencia entre el delincuente y el lugar del hecho”.
(Locard) y que “no hay malhechor que no deje detrás de él alguna huella
aprovechable” (Rougmagnac), por lo que la investigación desarrollada por
los expertos aporta la información correspondiente a las evidencias
dejadas en el lugar de los hechos y su relación con las personas que
intervinieron, ya sea en calidad de víctimas o bien de autor o autores
materiales.
Principio de correspondencia de características
También hay una relación lógica entre la evidencia recolectada en el lugar
de los hechos con el probable responsable, es decir, corresponden entre
sí, por ejemplo, la existencia de una bala o casquillo con un arma de fuego
del mismo calibre.
Principio de la reconstrucción de los hechos
Con base en la investigación criminalística seguida por los expertos en la
materia, el conjunto de las evidencias recolectadas, los datos aportados
durante la investigación y los testimonios vertidos por quienes
presenciaron los hechos es posible efectuar una reconstrucción de los
mismos lo más apegada a la verdad histórica.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
66
Principio de las probabilidades
De acuerdo con los resultados obtenidos en la investigación criminalística
es posible determinar la forma probable en que acontecieron los hechos y
quién o quiénes intervinieron en su comisión.
Post Mortem.
Que se produce después de la muerte
Proteger/preservar.
Establecer las medidas necesarias para resguardar algo de un posible daño o
perdida.
Prueba.
Actividad procesal encaminada a la demostración de la existencia o inexistencia de
un hecho o acto.
Ruta de:
Huida. Es el camino recorrido por el responsable para escapar del lugar
de los hechos y de sus áreas periféricas. No es frecuente identificar la
ruta, sin embargo, un examen cuidadoso de la zona permitirá resolver
esta interrogante.
Salida. Una vez consumados los hechos, el responsable de los mismos
tendrá que abandonar el escenario. La ruta de salida es precisamente la
dirección recorrida por aquél para salir del lugar. Deberá incluirse la vía
utilizada para salir del lugar.
Seguida. Esta característica se representa con los espacios recorridos por
el victimario, por la víctima o por ambos, después del primer contacto
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
67
sucedido entre ellos. En la medida que el examen criminalístico del lugar
lo permita, se incluirán, además, los sitios con los que tuvo contacto el
sujeto activo, previo al contacto con la víctima.
Sitio de arribo.
Se describe como aquel espacio mediante el cual el victimario o sujeto activo del
delito, ingresó al lugar de la investigación.
Signos de:
Defensa. Por lo general involucran lesiones que se caracterizan por ser en su tipo
contusas y equimóticas estando localizadas principalmente en regiones que se
anteponen a la trayectoria del agente vulnerante por lo cual su localización se da
principalmente en las caras postero-externa de brazos y antebrazos, muñecas,
dorsos y regiones palmares de las manos; finalmente dentro de las características
indicativas de
Forcejeo. Estas se acompañan generalmente de lesiones de tipo escoriativo leve,
estigmas ungeales, así como zonas equimóticas de ligera magnitud localizadas en
brazos, antebrazos, tórax y cuello derivadas de sujeciones, sin producirse lesiones
de gravedad, cabe mencionar que estas lesiones no presentan un patrón de
ubicación y localización rígido, sino que se dan en función de jaloneos y sujeciones
más o menos violentas al tratar de ser sometida la persona que las presente,
encontrándose por lo general en regiones anteriores del cuerpo.
Lucha. Son aquellas que involucran lesiones de tipo escoriativo de profundidad y
tamaño considerable, heridas contusas que se localizan principalmente en la parte
anterior del cuerpo con predominio en regiones de la cabeza, cuello, brazos y
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
68
antebrazos, incluyendo en gran parte de los casos hematomas en el cráneo, siendo
su característica distintiva la gravedad y profundidad de las mismas.
Signos de muerte.
Inmediatos:
Livideces cadavéricas
Enfriamiento cadavérico
Rigidez cadavérica
Espasmo cadavérica
Deshidratación cadavérica
Tardíos:
Putrefacción
Autólisis
Antropofagia cadavérica
Técnicas de Observación:
Abanico
Este método es adecuado para lugares cerrados, la búsqueda se realizara,
colocándose en una de las esquinas de la habitación, para después
desplazarse por una franja, regresando por la misma, hasta el punto de
partida, desplazándose por otra franja en forma de abanico, hasta
recorrer toda la habitación.
Criba
El especialista lleva a cabo la búsqueda desplazándose y recorren una
franja, efectuándola a lo largo de una dirección, recomendando que sea
de Norte a Sur, una vez cubierta la zona dirigirse de Oeste a Este,
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
69
proporcionando al lugar una cobertura doble, éste se puede usar en
lugares abiertos o cerrados.
Cuadrantes
Se realiza la búsqueda por cuadrantes.
De un punto a otro
Este no constituye un método muy sistemático, aunque posiblemente sea
el más usado. En tal caso deberá de tratarse de una superficie muy
pequeña y confinada. Empleando éste método, el desplazamiento
simplemente es de un indicio a otro.
Espiral.
Se inicia tomando como inicio, un punto focal seleccionado, dependiendo
del tipo de hecho y en caso de que no se conozca, se realiza la
observación y la búsqueda, de las áreas periféricas al centro,
desplazándose en sentido horario o contrario a las agujas del reloj.
Franjas o Paralelas
Este método puede cubrir superficies grandes o espacios abiertos, éste
consiste en moverse en líneas rectas de Norte a Sur o de Oeste a Este,
intentar mantener un frente derecho a medida que se avanza a lo largo
de sus franjas.
Radial
Este método se puede utilizar si se considera que la zona es circular. Se
inicia en el centro que ha sido designado previamente y que es donde se
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
70
encuentra el indicio principal, el desplazamiento se va a realizar a lo largo
de los rayos de la rueda.
Zonas
En éste método, una sola persona puede realizar la búsqueda en cada
zona minuciosamente o en su caso, varias personas pueden examinarlas
por el número de zonas en forma simultánea, ellas por zonas pudiendo
ser: Pisos, muros y techos.
Técnicas de embalaje.
Es la maniobra que se realiza para guardar, inmovilizar y proteger algún indicio,
dentro de algún recipiente protector (sobres, envases, frascos, entre otros).
Siempre usar guantes y fijar antes de colectar.
a) Individual.
b) Embalar en empaques limpios.
c) Los envases y contenedores deben ser de tamaño apropiado.
d) Se deberá sellar y engrapar.
Técnicas mixtas de fijación y reconstrucción.
Se combinan los técnicas de video, fotográfica, planimetría, entre otras.
Técnicas para el levantamiento.
Siempre usar guantes y fijar antes de colectar.
Todo instrumento usado para levantar un indicio debe lavarse antes y después de
usarlo para evitar contaminaciones.
Colectar todos los indicios.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
71
Para objetos muy pequeños usar las pinzas con punta de goma o caucho o
colectar todo el objeto.
Si al colectar algún indicio este se daña, reportarlo por escrito.
Tipos de muerte:
Natural
La que se produce por una enfermedad crónica, debilitamiento de
funciones orgánicas, edad, etc. Pero que sea ajena a toda causa externa
ya sea traumática o violenta.
Súbita
Se presenta en los casos en que una persona cuenta, aparentemente con
buena salud y fallece inesperadamente.
Accidental
La muerte se produce como producto de un accidente, por ejemplo por
caídas, intoxicaciones de diversos tipos, accidentes de tránsito, accidentes
aéreos, entre otros.
Suicidio
Una persona toma en sus manos su propia vida.
Homicidio
Uno o varios individuos son directa y/o indirectamente responsables de la
muerte de otra persona.
Vías de acceso.
En este caso se determinarán todas y cada una de las vías que permiten el ingreso
al lugar de la investigación (ventanas, puertas, ventilas o ventanillas, chimeneas,
tragaluz, etc.
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
72
Laboratorios Integrantes del GITEC
Comandante Principal
Héctor Eduardo Segato
Comandante Mayor
Miguel Ángel Melagrani
Capitán
Sergio Andrés Telchi Silva
Capitán
Carlos Alberto Ramírez Lagos
Comisario
José Soto Contreras
Jefe Sección Técnica División
Criminalística
Helen Mahecha Cruz
Policía Nacional
Carlos Elicenio Lugo Guiza
Donald Montero Navarro
Perito Criminalístico
Jeremy Fallas Rodríguez
Fabian Mauricio Guerrero Sierra
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
73
Perito Criminal Federal
José Helano Matos Nogueira
Jefe
Carlos Bezerra
Comandante
Jesús Sánchez-Gil
Comisario
Antonio del Amo Rodriguez
Alférez
Juan Miguel Poveda Martínez
Servicio de Criminalística Comisaría General de Policía Científica
GUARDIA CIVIL CUERPO NACIONAL DE POLICÍA
Subdirector de lo Criminal
Lic. Jorge Luis Donado Vivar
Subdirectora
Ing. Graciela Sánchez Pineda
SubInspector en Investigación
criminal
Juan Francisco Maradiaga
Jefe del Departamento de
Criminalística de Campo
T.C. Esteban Enrique Peña Vélez
Marvin Enrique Quintero Carache
Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses
Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen
“MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ESCENA DEL CRIMEN”
74
Luis Chang
Francisco Enrique Wellington
Thomas
Capitán
Frederico Guilherme Soares Galvao
Da Silva
Comisario Inspector
José Pedro Izquierdo Rossi
Subcomisario Inspector
José Manuel Azambuya Da Rosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJE SU COMENTARIO